Deja un comentario

Reinventarnos y empezar de nuevo

Recuperar nuestra autoestima y mantenernos activos es fundamental

Recuperar nuestra autoestima y mantenernos activos es fundamental

Cuando uno se queda sin trabajo y todo parece ya perdido, podemos encontrar una esperanza. La luz que alguien encuentra en forma de transformación personal y profesional es vital para progresar. El paro es un momento de transición por el que pasamos muchas veces con dolor y crisis personal importantes. Reinventarnos tanto personal como profesionalmente nos lleva a otra dimensión que, sin tener que ser la definitiva, sí puede marcar el principio de una nueva vida.

Cambio de rumbo

Tenemos una elección: arar un nuevo camino o dejar crecer las malezas.” (Jonathan Westover)

La vida está llena de vaivenes que nos pueden hacer dudar de nosotros mismos cuando las cosas van mal. De esta manera, quedarse desempleado amenaza la seguridad de muchos, y no sin razón.

Cuando resulta que nos identificamos tanto con nuestro trabajo, actividad y entorno laboral, compañeros, seguridad económica… es lógico que,  al desaparecer de repente todo ello, uno se sienta confuso, desorientado y con un bajón de autoestima.

Es fundamental que otras parcelas de nuestra vida puedan compensar esa pérdida, como nuestra pareja, familiares, amigos, aficiones, etc. Se trata de una etapa de duelo en la cual nos tenemos que despedir de lo anterior y abrirnos a lo nuevo. Claro que para conseguirlo conviene recuperar nuestra actividad, salir al mundo exterior, quedar con gente y no quedarse “parado”.

Siendo también la situación económica crucial en nuestro bienestar, necesitamos conseguir equilibrarnos emocionalmente para no dejarnos arrastrar por el miedo y la desesperación. Es importante buscar ayuda profesional si hace falta, y no olvidar lo que sugiere esta frase:

“La vida es 10% lo que te pasa y 90% lo que haces con lo que te pasa.

Orientación profesional

Si atravesamos una crisis fuerte de ansiedad o depresión, lo recomendable es acudir a un psicólogo o/y psiquiatra.

Ahora bien, si a pesar del dolor y de no estar en nuestro mejor momento emocional, uno se decide a “salir del pozo” y crearse una nueva vida, entonces puede ser buena idea buscar el acompañamiento de un Coach.

Lo que uno necesita en primer lugar es saber lo que quiere. Si deseamos avanzar, pero no sabemos hacia dónde, es una pérdida de tiempo y energía esforzarse. Tomar conciencia de cómo nos encontramos, de cómo somos realmente , de en qué punto estamos, de qué queremos hacer con nuestra vida… es un aspecto de vital importancia.

Si reorientamos nuestra vida y nos reinventamos, logramos sobreponernos a las circunstancias y nos fijamos nuevos objetivos profesionales. El compromiso con nuestros objetivos nos mantiene motivados y con energía para ir tras lo que queremos.

“Si quieres mantenerte joven, ten en mente más proyectos que recuerdos”.

Encontrar un nuevo propósito profesional

Ya que tenemos la oportunidad de empezar de nuevo, ¿por qué no aprovecharla y buscar un trabajo que nos satisfaga más que el anterior?

Si en el anterior trabajo uno tampoco se sentía realizado, la clave ahora está en encontrar un empleo en el cual pueda aprovechar mejor sus talentos personales. De esta forma,  seremos capaces de aportar mucho más valor a nuestra nueva empresa o clientes, según decidamos trabajar por cuenta ajena o como autónomos.

“Procura conseguir lo que te gusta o te verás obligado a que te guste lo que no te gustará”. (G.Bernard Shaw)

La relevancia que tiene encontrar un trabajo que guarde relación con nuestros gustos e intereses y que esté en consonancia con nuestras fortalezas, lo que se dice descubrir nuestra pasión o vocación, no es menor, sino que es lo que marca la diferencia entre creer en nosotros y en nuestro éxito, o no hacerlo. Brian Tracey lo manifestó así:

Me di cuenta que cada persona exitosa con la que he hablado tenía un punto de inflexión. El punto de inflexión fue que cuando tomaron una decisión clara, concreta e inequívoca de que iban a alcanzar el éxito. Algunas personas toman esa decisión a los 15 y otras a las 50, y la mayoría de las personas nunca la toman. “

¿Estás dispuesto a tomar la decisión de reinventarte? ¿Cuál es tu propósito profesional para el nuevo año?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: